Una ruta pestosa

Estamos a finales de mayo y es lógico que cada sábado se nos presente un reto exigente. De hecho los más exigentes del año se fechan en mayo y junio.

El sábado 22 nos vamos a Almedijar (Castellón). Y nos vamos por la ruta más directa. Subiremos el Oronet y nos dirigiremos a la rotonda de Torres-Torres. A partir de ahí y hasta Almedijar nos espera un terreno de lo más pestoso. Para quienes no conozcan la zona, lo mejor es poner el navegador en el ciclocomputador. Un punto importante es el desvío a la CV 2181: una vez en Soneja, y en la carretera hacia Chovas, hay un desvío indicado hacia Castellnovo/Almedijar a unos 500 mts del pueblo. Ese desvío lleva a la carretera de Castellnovo a Almedijar.

La vuelta se hace por la ruta más fácil, a mi juicio, que consiste en volver hacia Segorbe /Altura y subir el Pico del Águila por detrás. Otra vez el terreno vuelve a ser pestoso y, si hace calor, la subida se hace bastante exigente. Sólo anima el hecho de que una vez coronado el puerto, el resto del itinerario es para abajo